Get Adobe Flash player

Archivos

febrero 2017
L M X J V S D
« abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Categorías

La lenta agonía del petróleo

Acabo de colgar el teléfono luego de una conversación con Daniela. Ella está muy preocupada por que su esposo, concesionario de una compañía petrolera en el noreste del país, podría ser destacado de vuelta a Lima en las próximas semanas. No será despedido pero su salario será mucho menor, y lo que es peor, estará sujeto a las condiciones de la compañía matriz y por lo tanto no podrá buscar trabajo en el sector a menos que renuncie definitivamente a su actual posición. Y todo ello justo cuando empiezan las clases escolares…

Para nadie debe resultar extraño que los precios del petróleo hayan alcanzado mínimos históricos y que hasta el momento no se perciban señales claras de recuperación. Por un lado, esta noticia debería alegrar a los principales consumidores en los sectores industrial y transporte. Con menores precios de combustibles, por ejemplo, los pescadores podrían reducir sus costos de operación o incluso aventurarse un poco más lejos siguiendo los cardúmenes que sustentan sus ingresos. Las hortalizas, frutas y otros productos que son transportados desde el interior del país también deberían bajar de precio y eventualmente la canasta familiar podría ser más accesible para la mayoría de los peruanos. Los más optimistas podrían pensar que con una reducción de las inversiones en el sector muy probablemente las aspiraciones del MEM y Petroperú por cubrir la totalidad de la Amazonía con lotes petroleros se desvanecerán rápidamente. Menos exploración, menos riesgos de accidentes y malas prácticas, menos riesgo de interacción con pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial, y probablemente los ríos y otros cuerpos de agua amazónicos tengan tiempo para recuperarse de medio siglo de irresponsabilidad e indolencia.

Crédito:  Amazon Watch

Lamentablemente, la caída del precio del petróleo y la consiguiente reducción de operaciones en el campo también van a tener consecuencias sociales negativas. La primera, y más urgente en el corto plazo, es el impacto en el empleo y la consecuente descapitalización de decenas de miles de familias, desde los que trabajan directamente en el sector hasta los que le proveen servicios. No es de extrañar además que las compañías afectadas priorizen la reducción de costos en varios aspectos de sus operaciones para mantenerse a flote. Alguien dijo monitoreo ambiental? salvaguardas?  Y por último, si no hay extracción no hay canon, con la potencial reducción de los presupuestos de gobiernos locales y regionales.

Pero quizás el aspecto más riesgoso en el mediano plazo, y si es que el MEM persiste en su obstinación por continuar con las subastas de lotes, es que estas terminen atrayendo a compañías junior cuyos referentes de operación usualmente están por debajo de lo mínimo requerido por el sector, pero con los debilitados estándares nacionales no tendrían el menor problema para trabajar en el país. Es así que nos podríamos ver invadidos por pequeñas compañías cuyo principal propósito es resistir la crisis y luego renegociar sus contratos con empresas medianas a grandes. Mientras tanto solamente tienen que operar a media máquina y con costos reducidos.

A la fecha el sector petrolero no está herido de muerte (aún). Las reservas actuales y la inercia de los Estados por continuar su dependencia en los hidrocarburos así lo garantizan. Algunos países por otro lado, han optado por mirar con optimismo a las Energías Renovables No Convencionales (solar, viento, geotermia, mini hidro, etc.) e iniciado la transición hacia economías menos dependientes de los combustibles fósiles. Este camino no será rápido ni fácil pero es la única vía hacia la reducción global de emisiones de gases de efecto invernadero y la prevención de los impactos más perniciosos del cambio climático.

Ahora, vas a aprovechar la gasolina o el petróleo barato para viajar a algún lejano destino este fin de semana largo? Tal vez como afirmaba James Lovelock hace muy poco, hay que disfrutar todo lo que podamos antes de que sea demasiado tarde. Sin embargo, deberíamos ser honestos e involucrar a los más pequeños en la decisión: viaje largo o mayor calentamiento global en el futuro?